11/30/2008

SEPRONA DETECTA AUMENTO DE PRACTICAS ILEGALES DE PESCA

RUMANOS Y BULGAROS COPAN LAS 385 DENUNCIAS EN DOS AÑOS EN HUESCA.


Los agentes del seprona de la guardia civil han detectado en los dos ultimos años un aumento de las denuncias por incumplir la ley de pesca por practicas ilegales por parte de ciudadanos originarios del Este de Europa, donde esta actividad esta muy arraigada y donde se destinan todas las capturas al consumo humano incluso carpas lo que es impensable aqui afirma Arturo Notivoli, teniente del seprona.

Desde hace dos años el Seprona ha interpuesto un total de 385 denuncias, una cifra que supera con creces las cifras de años anteriores. Las mas comunes son hacia ciudadanos rumanos y bulgaros por infracciones como no tener licencia, sobrepasar el cupo, emplear mas cañas de las permitidas, pescar vedados o tramos de captura y suelta.
Tambien se ha observado un aumento de la pesca con red, pesca extractiva pura y dura que priva de juveniles sin desovar y a la vez de alimento a los depredadores.

Segun datos de la guardia civil, el 80% de las denuncias las plantea de oficio los propios agentes mientras que el restante 20% son por las denuncias planteadas por llamadas de los propios pescadores testigos de estas infracciones.
Las zonas donde mas infracciones se estan observado es en los pantanos de la Sotonera, Valdabra, Arguis, masas de agua de la Ribagorza y especialmente en Mequinenza, sobre todo en la pesca desde orilla, aunque ultimamente ya llegan hasta lejanos ibones pirenaicos, a este respecto añadir que la comandancia de Fraga tiene decomisadas mas de 500 cañas en sus almacenes, mientras en Huesca hay unas 50.
"Las especies mas perseguidas por estos pescadores del Este son la carpa el siluro y la lucioperca, aunque no desprecian ninguna especie que se ponga a tiro".
Notivoli comenta que estas practicas son muy perjudiciales para rios y pantanos, " hasta hace poco los pescadores cada vez mas concienciados de la practica del captura y suelta devolvian gran parte de la pesca al agua, pero con esta pesca extractiva se priva al ecosistema de la regeneracion natural al no permitir reproducirse a gran parte de las especies por no alcanzar su madurez sexual".
Los agentes del seprona prestan especial atencion a las 36 zonas de la provincia de Huesca donde esta totalmente prohibida la pesca. Una de ellas es la laguna de Sariñena, vedada hace muchos años, donde los agentes estan en sobreaviso ya que algunos vecinos de la zona han avistado extranjeros pescando en esta masa de agua.


La legislacion en materia de pesca en Aragon establece que ademas de las multas economicas los agentes del seprona deben decomisar aparejos y cañas y devolver al agua todos los peces que sigan vivos.


FUENTE : HERALDO DE ARAGON